En el evangelio de hoy leemos sobre la afirmación de San Juan Bautista de que Jesús es el “Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo”. Dios envió a su Hijo único para salvarnos. Él es “la luz del mundo”. A medida que continuamos celebrando el Tiempo de Navidad, reflexionemos sobre las formas en que podemos compartir la luz de Cristo.

Pregunta del día: ¿Qué puedes hacer hoy para compartir la luz de Cristo?

Señor, ayúdanos a ser reflejo de tu luz en el mundo.