Hay ocasiones en nuestras vidas en que sentimos o aprendemos algo que no podemos dejar de compartir con los demás. Andrés, el hermano de Simón Pedro, siente esto la primera vez que se encuentra con Jesús en el evangelio de hoy. Andrés siguió a Jesús, vio y comprendió que era el Mesías e inmediatamente compartió la buena nueva con su hermano.

Santa Isabel Ann Seton también oyó el llamado para seguir a Cristo y compartir la buena nueva de su amor salvador. Su conversión fue guiada por otros, que compartieron con ella sus propias experiencias de fe. Inspirada por su conversión, Santa Isabel fundó la primera escuela católica para niñas en los Estados Unidos.

Tanto Andrés como Isabel encontraron en Jesús a alguien que los conmovía e inspiraba, y quien los persuadió para compartir la revelación de Cristo con los demás.

Pregunta del día: ¿Qué tiene nuestra fe o relación con Jesús que deseas compartir con los demás?

Señor, ayúdame a encontrarte en todas las cosas y a compartir nuestra experiencia con los demás.