Ubica tu corona de Adviento en un área destacada de reunión familiar. Enciende una nueva vela cada semana y reza una oración de Adviento.