10 de Diciembre

Cuando bendecimos algo o alguien, le pedimos a Dios otorgar un bien espiritual. Al bendecir el árbol de Navidad le pedimos a Dios que nos ayude a ser conscientes de Cristo en nuestros preparativos para la Navidad. He aquí una muestra de la bendición del árbol de Navidad :

Querido Dios, hace dos mil años trajiste a tu hijo, Jesús, a este mundo para enseñarnos el poder del amor y el sacrificio. Con este árbol nos recordamos de su nacimiento y el significado de su vida para nosotros. Bendice este árbol como símbolo de nuestra celebración del nacimiento de Jesús y nuestra gratitud por su sacrificio. ¡Que la alegría que este árbol nos trae y los regalos que colocamos debajo de él, nos ayude a recordar de los muchos regalos que tú nos has dado! Te pedimos bendiciones sobre nuestros seres queridos, hoy y siempre. Amén.

Tomado de: National Shrine of Our Lady of Providence