¡Dios envía rosas! Dios elije las formas más extraordinarias para demostrar su amor. Hoy celebramos la festividad de Nuestra Señora de Guadalupe que relata la historia de Dios que ordena a María, su madre, vestida con ropa autóctona, visitar a un mexicano cuyo nombre era Juan Diego para pedirle su ayuda para dar a conocer el amor de Dios entre las personas como él, que parecían “no contar” a los ojos del mundo.  Cuando las personas pidieron a Juan Diego una señal de la autenticidad de su relato, Dios envió flores en medio del invierno que, cuando recogió Juan Diego, dejaron la imagen de María en su capa. Hoy, piensa en el modo que las cosas comunes en tu vida, como las rosas, pueden ser una señal de la presencia de Dios en tu vida.

Pregunta del día: ¿Cómo puedo ser más consciente de la obra de Dios en mi vida, incluso en lugares imprevistos?

Señor, ayúdame a tener fe en ti aun cuando las demás personas duden.