¿Qué nos brinda la alegría más grande? Por lo general, no son los objetos materiales sino las personas que amamos, los bebés recién nacidos, la risa de nuestros seres queridos, las tradiciones con la familia y las celebraciones con amigos. Estas son las cosas que nos llenan con una alegría indescriptible. Cuando el ángel Gabriel viene a anunciar el futuro nacimiento de Juan el Bautista, habla de la inminente alegría que ese nacimiento traerá consigo. En esta Navidad, trata de concentrarte en las cosas que importan y recuerda expresar gratitud a tus seres queridos.

Pregunta del día: Planifica el día de hoy para tener tiempo para una de tus tradiciones navideñas preferidas con las personas que amas.

Señor, ayúdame a disfrutar la alegría de estar con seres queridos.