Y cada corazón tornad a recibir al Rey…” Este verso del villancico “Regocijad! Jesús ha venido” refleja el significado del Adviento: hacer lugar para Jesús en nuestros corazones. Hoy, a medida que llegamos a los siete días finales de Adviento, pensemos sobre el lugar en nuestros corazones. ¿Abarrotado? ¿Desolado? ¿Lleno? ¿En búsqueda? Abre tu corazón para recibir hoy el Regalo Perfecto dedicando unos momentos de silencio para hablar a Dios. Si no sabes dónde comenzar, trata de continuar la oración que comienza con “Dios, ayúdame para…”

Pregunta del día: Cuando indago en mi corazón, ¿encuentro lugar para Dios? ¿De qué necesito deshacerme para crear más espacio para Jesús?

Señor, ayúdame a preparar el lugar para ti en mi corazón en esta Navidad.