Los nombres nos dicen mucho acerca de una persona. En las escrituras se dice que Jesús es “Emmanuel”, que traducido significa “Dios con nosotros”. En Navidad celebramos la proximidad de Dios con nosotros con su ingreso en la historia para hacerse hombre. Sin embargo, la Navidad no solo celebra el nacimiento de Jesús como un suceso histórico sino su intenso deseo de estar cerca de nosotros y entrar en nuestras vidas diarias. ¿Cómo podemos descubrir al Dios que ya está en nosotros? Con la oración, la introspección y los sacramentos, especialmente al reunirnos con la comunidad cristiana en la Misa. Esta Navidad, imitemos el deseo de Dios de estar “con nosotros”. Dedica más tiempo en su presencia e invita a alguien a encontrar a Emmanuel en Misa contigo.

Pregunta del día: ¿Cómo se hace presente Jesús en mi vida diaria? ¿Cómo puedo encontrar a Jesús cada día compartiendo el amor de Dios con las personas que sufren necesidades?

Jesús, Emmanuel, ayúdame a acercarme a ti ya que sé de tu deseo de estar cerca de mí.