¡No dejes de cantar villancicos! La Navidad no es solamente un día, en realidad, dura doce días, hasta la festividad de Epifanía. Ahora que la preparación está completa, dedica tiempo a disfrutar toda la celebración. La alegría de Navidad no está prevista para solo un día sino que se supone que debe dar forma a toda nuestra vida. Este año, da un pequeño paso en esa dirección y continúa meditando sobre el maravilloso regalo que Dios nos dio para doce días completos.

Pregunta del día: ¿Qué parte de Navidad deseo seguir celebrando durante los próximos doce días?

Señor, Dios, llena mi corazón con la maravilla de Navidad.