En familia hagan una lista de las bendiciones recibidas este año pasado. Conserva la lista como recordatorio de las muchas maneras que Dios llena cada momento de tu vida.