¿Alguna vez has pensado en los Días Santos como oportunidades en lugar de obligaciones? Tal cambio de mentalidad nos permite celebrar realmente las fiestas que son. La Inmaculada Concepción de María celebra la elección de Dios para que ella fuese la Madre de Dios. Debido a esta elección, Dios preservó a María del pecado desde el momento de su concepción – por lo tanto, su concepción es inmaculada, sin pecado. Puedes descargar una página para colorear sobre la Inmaculada Concepción: