¿Cómo te estás preparando para la Navidad? ¿Cómo vas con tu lista de regalos? ¿Sientes que ya no te queda tiempo para nada? ¿Qué le piensas regalar a Jesús? Recuerda que es el niño Jesús el motivo de la fiesta. Hoy procura regalarle unos minutos de oración, apaga todas las pantallas y ruidos que te distraen, encuentra un lugar donde puedas estar en paz y rezar. No le tengas miedo al silencio, Él te quiere hablar y quiere reinar en tu corazón. Cuando tengas esa paz, serás muy feliz y harás felices a los que te rodean.