Nos dice el evangelio de la Misa de hoy “Al desembarcar, Jesús vio una numerosa multitud que lo estaba esperando, y se compadeció de ellos, porque andaban como ovejas sin pastor”. (Mc 6, 34) Todos sus milagros y enseñanzas son una gran muestra de cuanto amor y ternura nos tiene Jesús. La mayor parte de su vida la paso trabajando en el taller de José, de una manera silenciosa, ésta es una gran enseñanza para nosotros. Que con nuestro trabajo bien hecho, lleno de detalles de caridad y con profesionalismo sea nuestra manera de imitarle y corresponder a su gran amor.