Juan nos dice hoy en la primera lectura, “Les escribo a ustedes, hijitos, porque han sido perdonados sus pecados en el nombre de Jesús” (1 Jn 2, 12). ¡Que don tan precioso nos ha dado Jesús! Durante este Año de la Misericordia, que estas palabras de Juan penetren nuestras almas. ¡Cuántas veces nos cuesta creer que nuestros pecados son perdonados! Durante esta octava de Navidad, demos gracias al Señor por su misericordia infinita.

La pregunta de hoy: ¿En qué maneras he sentido la misericordia de Jesús durante esta semana?

Jesucristo, gracias por amarme y ser misericordioso.