¡La mujer que dijo “sí”!

En este primer día del año, continuamos nuestra celebración de la Encarnación de Dios, honrando a María Madre de Dios, la joven que dijo “sí”, ¡y permitió que Dios habitara en ella! Roguemos que esta festividad sea una ocasión jubilosa de aprender a permitirle a Dios que habite en nosotros. Encontremos en María, la Madre de Dios, nuestra inspiración y valentía. ¡Acompáñenme hoy rezando un Avemaría con amor y gratitud por quien hizo nacer la alegría en el mundo!

¿De qué manera puedes imitar a María y permitirle a Dios que entre más profundamente en tu vida?
– Jonathan Barahona

En este primer día del año, continuamos nuestra celebración de la Encarnación de Dios, honrando a María Madre de Dios, la joven que dijo “sí”, ¡y permitió que Dios habitara en ella! Roguemos que esta festividad sea una ocasión jubilosa de aprender a permitirle a Dios que habite en nosotros. Encontremos en María, la Madre de Dios, nuestra inspiración y valentía. ¡Acompáñenme hoy rezando un Avemaría con amor y gratitud por quien hizo nacer la alegría en el mundo!

¿De qué manera puedes imitar a María y permitirle a Dios que entre más profundamente en tu vida?
– Jonathan Barahona