Compartimos la alegría del amor de Dios

La octava de Navidad puede haber concluido, pero nosotros seguimos celebrando con alegría el tiempo de Navidad, que se prolonga hasta la festividad de la Epifanía. Hay tantas personas que se sienten abandonadas y aisladas después de las fiestas. Quieren ser amadas y que se les preste atención. Hoy, comparte una simple sonrisa o conversación con una persona desconocida, tú también puedes ayudar a transmitir la alegría de la Encarnación, Emmanuel, Dios con nosotros. Comparte hoy el regalo de la alegría de ser un hijo redimido por Dios. ¡Sonríe!

¿A quién puedo acercarme hoy para compartir la alegría de este tiempo?
– Jonathan Barahona

La octava de Navidad puede haber concluido, pero nosotros seguimos celebrando con alegría el tiempo de Navidad, que se prolonga hasta la festividad de la Epifanía. Hay tantas personas que se sienten abandonadas y aisladas después de las fiestas. Quieren ser amadas y que se les preste atención. Hoy, comparte una simple sonrisa o conversación con una persona desconocida, tú también puedes ayudar a transmitir la alegría de la Encarnación, Emmanuel, Dios con nosotros. Comparte hoy el regalo de la alegría de ser un hijo redimido por Dios. ¡Sonríe!

¿A quién puedo acercarme hoy para compartir la alegría de este tiempo?
– Jonathan Barahona