Reflexión para la Cuarta Semana de Adviento

“Regalo”

Reverendo Mons. John J. Enzler, Presidente y Director Ejecutivo de Caridades Católicas, Arquidiócesis de Washington

Mucho me complace ofrecer esta reflexión sobre el tema “regalo” al celebrar esta última semana de Adviento. He estado pensando en una de mis Misas favoritas del año. Es la Misa Infantil de Nochebuena en la que participan cientos de niños, entusiasmados por ver a Santa Claus y sus regalos. Normalmente empiezo mi homilía haciendo esta pregunta: “¿De quién es el cumpleaños?” Por suerte saben la respuesta y a veces gritan al unísono: “¡Jesús!” Entonces les hago una pregunta difícil: “Entonces, si es el cumpleaños de Jesús, ¿por qué tú recibes regalos en Navidad?” Casi siempre hay una pausa y una mirada de confusión, particularmente de los más pequeños. Cuando son presionados, comienzan a pensar más en la falta de lógica de esa experiencia. En su cumpleaños, ellos reciben regalos y, en el cumpleaños de Jesús, también reciben regalos. Luego les pregunto si alguno de ellos tiene un regalo para darle a Jesús en Navidad, ¿tal vez una bicicleta, una tableta, videojuegos? Esas cosas no tienen sentido, ¿verdad? Entonces, la última pregunta que les hago es: “¿Qué le puedes dar tú a Jesús en Navidad?” Una vez más, casi al unísono, gritan “¡AMOR!”

Lo comparto porque de los labios de los pequeñitos aprendemos una lección muy importante sobre esta cuarta semana de Adviento: ¿Qué podemos retribuirle al Señor en preparación para la Navidad? ¿Somos capaces de recibir el regalo de Jesús en su Encarnación y responder a ese don con un esfuerzo particular para ayudar a los necesitados? Aquí en Caridades Católicas siempre me sorprende cuánta gente se lo toma muy en serio. Los regalos del “Angel Tree” (árbol de ángeles), el apoyo financiero a los pobres y el deseo de mejorar la situación para cuantos nos rodean es un sello distintivo de la época navideña. Desde hace más de una década vemos posters, pancartas y letreros de patio en la Arquidiócesis que nos hacen recordar que busquemos “El regalo perfecto”. En esta época, en la que todo ha cambiado drásticamente para las familias y mientras la pandemia de COVID-19 continúa propagándose por todo el país, ahora más que nunca la gente necesita nuestra asistencia y anhela recibir nuestra ayuda.

Así, pues, en el cumpleaños de Jesús, ¿qué regalo le vamos a dar esta semana en retribución por el regalo de sí mismo que Él nos da a nosotros?